Parador de Ferrol, La Coruña


Booking.com

El Parador de Ferrol es fiel a sus orígenes de ciudad naval y militar. Ubicado en una casa señorial gallega en pleno corazón de Ferrol y decorado con balcones blancos y una bonita fachada de ventanas, el Parador de Ferrol se asoma al mar más allá del puerto naval hacia las Rías Altas donde se pueden pasar las horas observando el ir y venir de los barcos desde este mirador de la entrada al mar.

En el interior del Parador, podrá sentirse parte de tiempos pasados ya que la decoración sigue aludiendo al tema náutico con auténticos instrumentos históricos de navegación y mapas del mundo pasados por toda la propiedad para alimentar su imaginación. Incluso hay una vieja linterna de barco que se puede encontrar en la escalera.

Parador Nacional de Ferrol

Instalaciones del Parador de Ferrol

Las habitaciones son espaciosas, luminosas y tienen tonos ocres oscuros. Algunas tienen miradores y balcones y se benefician de magníficas vistas al puerto.

El Parador de Ferrol cuenta con veinticuatro habitaciones de dos camas, cinco habitaciones con cama de matrimonio, cinco habitaciones individuales, una suite y una habitación de fácil acceso.

Todas las habitaciones tienen baño privado y disponen de teléfono, televisión, canal de televisión plus, caja fuerte y mini bar.

El Parador de Ferrol dispone de aire acondicionado, calefacción central, cambio de moneda, ascensor, televisión por satélite, tienda de regalos, restaurante y bar. Hay facilidades para celebrar reuniones en el hotel.

El restaurante del Parador de Ferrol goza de las mejores vistas, y los comensales pueden disfrutar de delicias locales como el Pulpo a la Mugardesa (pulpo salteado con cebolla y pimientos), la Sopa Ferrolana (sopa de marisco local), y la tarta de castañas mientras se contempla el bonito puerto.

La decoración tiene un leitmotiv náutico en las salas comunes y espacios con mapas del mundo e instrumentos de navegación. La escalera principal tiene una antigua linterna de barco con muchos motivos náuticos en los salones del Hotel.

Ubicación e historia del Parador de Ferrol

Ferrol es una verdadera ciudad histórica y ha jugado un papel importante en la historia naval española. El puerto en sí tiene cierta importancia histórica como base de lanzamiento de barcos de guerra en 1746 y se cree que entre el establecimiento del astillero en 1740 y 1800, se construyeron aquí 154 barcos. También es famoso por ser el lugar de nacimiento del dictador español Francisco Franco.

Hoy en día, Ferrol sigue siendo un puerto de embarque pero tiene características que lo diferencian de las típicas ciudades industriales. Ferrol tiene una ubicación más bonita que la mayoría, con el Parador de Ferrol en su centro, playas idílicas y el Parque Reina Sofía cerca, donde se pueden encontrar pavos reales deambulando por los alrededores.

Las estaciones de tren y de autobuses están cerca, lo que hace que el Parador sea fácilmente accesible para los que utilizan el transporte público durante sus viajes, o para los que simplemente prefieren hacer excursiones de un día en lugar de ir en coche a los pueblos y ciudades cercanos.

También existe la oportunidad de pasar un día en el propio Ferrol con su abundante oferta de museos y galerías. Sumérjase en la cultura del Centro Cultural Carvalho Calero, la Galería Sargadelos con su fábrica de cerámica gallega o el Museo de la Sociedad Gallega y de la Historia Natural. Entre los edificios que merecen ser visitados se encuentran el castillo de San Felipe, la catedral y la iglesia de San Francisco.

Para los amantes de la historia, un paseo a las afueras del Parador les llevará a la fuente de San Roque, donde se encuentra el escudo de armas más antiguo de Ferrol, grabado en piedra en la fuente.

Ferrol también cuenta con su propia gama de playas que van desde calas secretas, aguas tranquilas en la ría, o la más tradicional marisma, que ofrece algo para todas las edades.

Booking.com